Consejos para lavar las manos 

Lavarse las manos con regularidad es una de las mejores maneras de eliminar los gérmenes, evitar enfermedades y evitar la propagación de los gérmenes a otras personas. Ya sea en casa, en el trabajo, de viaje o en la comunidad, lavarse las manos con agua y jabón puede proteger a toda la  familia.

¿Cómo se propagan los gérmenes?

Lavarse las manos puede mantener sano y prevenir la propagación de infecciones respiratorias y diarreicas de una persona a otra. Los gérmenes pueden propagarse desde otras personas o superficies cuando las personas tocan los ojos, la nariz y la boca con las manos sin lavar. También es posible infectarse cuando se preparan o comen alimentos y bebidas con las manos sin lavar. 

Otras formas de contaminarse con gérmenes es tocar una superficie u objetos contaminados, o también, sonarse la nariz, toser o estornudar en las manos y luego tocar las manos de otras personas u objetos comunes. 

¿Cada cuánto las personas deben para lavarse las manos?

Para mantenerse sanos es aconsejable lavarse las manos a menudo, especialmente durante  momentos en los que es probable que se contraiga y propaguen  gérmenes, muchos de los cuales pueden ser peligrosos y algunos de ellos mortales. 

Por lo tanto, se requiere lavar las manos:  Antes, durante y después de preparar la comida, antes de comer,  antes y después de cuidar a alguien en casa que esté enfermo con vómitos o diarrea. 

Se deben también lavar las manos: Antes y después de tratar un corte o una herida, después de usar el baño, luego de cambiar pañales o limpiar a un niño que ha usado el baño, después de sonarse la nariz, toser o estornudar, luego de  tocar un animal, o un desecho, después de manipular comida para mascotas o golosinas para los mismos, al igual que, después de tocar la basura. 

Pasos para lavarse las manos de la manera correcta

Lavarse las manos es fácil, y es una de las formas más efectivas de prevenir la propagación de los gérmenes. Las manos limpias pueden evitar que los gérmenes se pasen de una persona a otra y a toda una comunidad, desde la casa y su lugar de trabajo hasta las guarderías y los hospitales.

Para lavarse la manos, se deben seguir estos pasos sencillos: 

  • Mojarse las manos con agua corriente limpia (tibia o fría), cerrar el grifo y aplicar jabón.
  • -Enjabonarse las manos frotándolas con el jabón. Enjabonarse el dorso de las manos, entre los dedos y bajo las uñas.
  • -Frotarse las manos durante al menos 20 segundos. 
  • -Enjuagarse bien las manos con agua corriente y limpia.
  • -Secarse  las manos con una toalla limpia o dejarlas secar al aire o meterlas bajo el secador de manos. 

Consejos para lavar las manos 

Usar el desinfectante de manos cuando no pueda usar agua y jabón

Se puede usar un desinfectante de manos a base de alcohol que contenga al menos un 60% de alcohol si no hay agua y jabón disponibles.

Lavarse las manos con agua y jabón es la mejor manera de deshacerse de los gérmenes en la mayoría de las situaciones. Pero, si no se dispone de agua y jabón, se puede utilizar un desinfectante para manos a base de alcohol. Se puede saber si el desinfectante contiene  el alcohol requerido  mirando la etiqueta del producto.

Practicar la higiene de las manos es una forma simple pero efectiva de prevenir las infecciones. Limpiarse las manos puede prevenir la propagación de los gérmenes, incluyendo aquellos que son resistentes a los antibióticos y que se están volviendo difíciles, sino imposibles de tratar. 

En promedio, los proveedores de atención médica se limpian las manos menos de la mitad de las veces que deberían. En un día cualquiera, aproximadamente uno de cada 31 pacientes del hospital tiene al menos una infección asociada a la atención sanitaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *