¿Cómo planificar la salud de la mujer?

Tips para planificar la salud de la mujer

La planificación de la salud de la mujer comienza con algunos simples ajustes a su estilo de vida, con una  dieta correcta, el ejercicio y el plan de alivio del estrés, los cuales  juegan un papel importante en el fomento de su salud. 

A continuación se presentan algunas ideas para planificar la salud de la mujer

Seguir una dieta saludable para el corazón

Si el objetivo es mantener alejados problemas como las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares, se deben comer más frutas y verduras. Eligiendo los  granos enteros, probando con el arroz integral en lugar del blanco, además de cambiar   la pasta de trigo integral.

Otros alimentos que se deben elegir para mantener el corazón saludable en la mujer son las proteínas magras como aves, pescado, frijoles y legumbres, reduciendo los alimentos procesados, el azúcar, la sal y las grasas saturadas.

Hacer ejercicio todos los días

Cuanto más activa  sea la mujer es mejor para la salud.  El ejercicio mejora la salud del corazón, desarrolla la fuerza muscular,  ósea, y previene los problemas de salud.

Unas dos horas y media de actividad moderada, como caminar a paso ligero o bailar, cada semana puede ayudar con el fomento de la salud.  Si no se tiene problema con el ejercicio vigoroso, limitarse a una hora y 15 minutos semanales para correr o jugar al tenis. Añadiendo también un par de días de entrenamiento de fuerza.

Si está se está ocupada, intentar hacer pequeñas ráfagas de actividad durante el día. Caminando con frecuencia. Un buen objetivo son 10.000 pasos al día, tomando las escaleras. 

Perder Peso

A medida que se  mejora la  marca del tiempo y lo duro que se ejercite ello permitirá que se pueda  perder mucho peso, intentando hacer 300 minutos de ejercicio a la semana.

También, comer una dieta saludable ayuda mucho a mantener un peso adecuado, empezando además  por reducir el azúcar, que a  menudo se esconde a la vista, en artículos comprados en la tienda como el aderezo para ensaladas, el pan envasado y las nueces. Evitando así mismo,  las bebidas de soda y el café con azúcar.

Visitar al  médico

Hacerse chequeos regulares, porque el médico puede llevar un registro del  historial médico y puede ayudar a que la mujer se mantenga saludable. Por ejemplo, si se tiene el riesgo de padecer osteoporosis, una enfermedad que debilita los huesos, es posible que se quiera tomar más calcio y vitamina D.

El médico puede recomendar pruebas de detección para vigilar la salud y detectar las afecciones a tiempo, cuando son más fáciles de tratar.

Para ello, se deben mantener las líneas de comunicación si se  tienen preguntas, asegurándose que se entienden  las explicaciones a satisfacción, porque si a la mujer le preocupa un medicamento o un procedimiento, se necesita hablar abiertamente con el médico al  respecto.

¿Cómo planificar la salud de la mujer?

Reducir el estrés

El estrés puede afectar seriamente la salud de la mujer.  Probablemente no se pueda evitar del todo, pero se pueden encontrar formas de aliviar el impacto. No hay que  esforzarse demasiado, por lo que, se deben establecer límites consigo  misma y con los demás, porque está  bien decir que no a las actividades y relaciones que pueden ser un problema para la mujer. 

Por lo tanto, para aliviar el estrés, se debe intentar respirar profundamente, hacer meditación, hacer yoga y realizarse masajes de manera frecuente.

Alejarse de las relaciones de pareja que puedan ser violentas, toxicas, y sin futuro

La mujer por pertenecer desde la salud pública y la epidemiología a un grupo de población vulnerable, está sometida a importantes riesgos en la vida y uno de ellos es la violencia de género. Por lo tanto, es muy importante conocer muy bien a la persona con la que se van a entablar relaciones de vida. 

No se está exenta de que pueda ocurrir que la persona que se escoja como pareja tenga problemas de violencia y de ira. Por lo que, si eso ocurre es mejor terminar a tiempo con la relación en buenos términos,  antes de que puedan empeorar las condiciones de vida, que puedan amenazar su integridad, su vida profesional y hasta su integridad física. 

Hacer planificación familiar antes de embarazarse

Es vital para la mujer planificar la maternidad antes de concebir un hijo, porque aunque los hijos pueden traer grandes satisfacciones para el futuro de la mujer, también pueden constituirse en serios obstáculos para el crecimiento y la autonomía femenina, si antes la mujer no tiene una autonomía financiera que le permita seguir adelante si el padre de los hijos no está presente y no se compromete con la crianza y seguridad de la familia. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *