Alianzas de Países en Materia de Salud

Los países en desarrollo pueden generar soluciones eficaces para los actuales problemas de salud mundial. Se identificaron diez esferas sanitarias clave en las que los países desarrollados tienen más que aprender del mundo en desarrollo. 

Algunas de las áreas en las que aportan los países en desarrollo son en la prestación de servicios sanitarios en las zonas rurales, la sustitución de conocimientos especializados, la  descentralización de la gestión, solución creativa de problemas, educación en materia de lucha contra las enfermedades transmisibles,  innovación en el uso de la telefonía móvil, capacitación en simulación de baja tecnología, fabricación de productos locales,  financiación de la salud,  y empresariado social.

Alianzas entre países en materia de salud

Si bien no hay garantías de que las innovaciones de las experiencias de los países en desarrollo puedan transferirse efectivamente a los países desarrollados, los procesos de aprendizaje combinados de los países desarrollados y en desarrollo pueden generar soluciones eficaces para los sistemas de salud mundiales. 

Sin embargo, el acervo mundial de conocimientos en esta esfera está comenzando y es necesario seguir trabajando para avanzar en la comprensión de la difusión de las innovaciones sanitarias. 

Aún más urgente es la necesidad de contar con un método normalizado para informar sobre los beneficios de las alianzas, que es tal vez la necesidad más inmediata para planificar y realizar todo el potencial de la cooperación internacional entre los países desarrollados y los países en desarrollo.

alianza

La Cooperación Internacional

La cooperación internacional es crucial para mejorar los resultados de la salud mundial. Una de esas formas de cooperación se produce a través de asociaciones internacionales, que dirigen, estimulan y facilitan la acción sobre los problemas de salud mediante la programación, la promoción y el apoyo técnico. 

Por ello, así como ha aumentado la preferencia por el término salud mundial, también lo ha hecho el cambio de filosofías y actitudes hacia la creación de asociaciones. Hoy en día, los asociados buscan cada vez más la reciprocidad de los beneficios, incluido el flujo bidireccional de energías, experiencia y conocimientos para justificar la inversión.

Al mismo tiempo, cada vez más líderes de la salud están dirigiendo su atención a los países en desarrollo para generar soluciones eficaces para la salud. Algunos líderes y expertos son de la opinión que, los países ricos pueden aprender mucho sobre la salud y los servicios sanitarios de los más pobres, en la combinación del aprendizaje de los países ricos y pobres que puede dar nuevos conocimientos sobre cómo mejorar la salud. 

El sector privado ya ha adoptado la estrategia denominada innovación inversa y las empresas están promoviendo rápidamente la difusión de las innovaciones de los países en desarrollo en todo el mundo

La Alianza Africana para la Seguridad del Paciente (APPS) es un programa de la OMS que ha establecido asociaciones para la seguridad del paciente entre hospitales de África y Europa. 

En este sentido, el fortalecimiento de las asociaciones es un objetivo básico del programa APPS, y la creación de un argumento comercial para la cooperación internacional (en particular, las asociaciones entre países desarrollados y países en desarrollo), que es un componente fundamental de este objetivo. 

Existe información reciente y muy pertinente, sobre los beneficios para el sistema de salud que han obtenido los países desarrollados al asociarse con los países en desarrollo, y se están evaluando las experiencias de los sistemas de salud de los países en desarrollo que podrían constituir la base de la futura cooperación internacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *